Estarás pensando que eso es ¡Imposible!, pero lamento comunicarte que nada es imposible y que el día de tu boda puedes estar completamente relajado/a e incluso disfrutar de esos grandes momentos que te brinda esta gran oportunidad. Verás, ¡Es que soy la novia! y digo yo -Bueno, ¿y qué? (risas), no estés preocupada, disfruta del día, eres la protagonista del evento, todos te admirarán y querrán hacerse fotos contigo, no te obsesiones ni estreses en exceso, todo pasará en unas horas, disfruta del día.

nervios-boda1El día de tu boda habrá cientos de personas que conoces, muchos de los cuales serán personas queridas de tu entorno -¿muchos? queda mejor que digas todos… -Ya me entendéis, no todos os van a caer igual de bien, la realidad es así.

Para empezar es mejor nada más levantarte que tomes alguna infusión que consiga relajarte, por ejemplo Manzanilla. Y ante todo no te mediques, es muy importante esta recomendación ya que todos los medicamentos conocidos tienen efectos secundarios indeseables, tales como cansancio, somnolencia, mareos, vómitos, etc.

Lo importante es que estés al cien por cien de tus facultades mentales para todo lo que acontecerá en este gran día…

 Muchas veces las parejas acumulan estrés durante semanas o meses y esto lleva a un desenlace fatal el día más importante, o sea tu boda, en forma de tics, nerviosismo, tartamudeo, taquicardia, sudor, nerviosismo, visión borrosa y miles de cosas más, por este motivo hay que evitar a toda costa arrastrar el estrés acumulado para el día de tu boda, -¿y cómo lo consigo? Lo sé, es difícil, a veces es imposible estar completamente tranquilo, no creo que estés leyendo el artículo creyendo que vas a estar completamente tranquilo/a… Siempre estaréis nerviosos, pero aquí la cuestión es estar un poco más relajados, principalmente para disfrutar del día, de sus vivencias y emociones más intensas.

nervios-boda