¿Cómo imaginabais de niñas que sería vuestra boda? ¿Ese sueño ha ido modificándose con los años? Y ahora que ha llegado el gran momento y habéis conversado con vuestras parejas sobre los preparativos, ¿qué os gustaría que caracterice al enlace? Para que podamos servir de guía, aquí publicamos algunas ideas de cómo crear diferentes ambientes en una boda.

Al pensar en una ceremonia religiosa y la posterior fiesta de casamiento, hay tradiciones conocidas por todas las personas, al menos de una misma región, cultura o comunidad. Por ejemplo, al pensar en la palabra “boda”, imaginamos el vestido blanco, el novio esperando a la novia en el altar, la torta, la mantelería, el valls, el brindis, la tirada del ramo, los menús, los invitados y todo aquello que tienen en común todas las bodas, sean del estilo que sean.

1475437945_707_como-crear-diferentes-ambientes-en-una-boda

Ahora bien, de acuerdo a esos patrones tradicionales, lo que hay cada vez más son variantes, especialmente desde que existen las wedding planners, esas especies de hadas madrinas que ayudan a los novios a ser creativos y que se ocupan de absolutamente toda la organización.

Parte de esa organización incluye la decoración del espacio donde se desarrollará la celebración y el estilo que los novios hayan elegido darle. Será fundamental, entonces, dividir el lugar por zonas bien identificadas, sea ese lugar un salón, un jardín, una finca, una playa, un hotel.

Claro que ello dependerá del estilo que tendrá la boda (tradicional, campestre, de gala, romántica, hippie, vintage, temática). De nada vale agasajar a los invitados con una parrillada argentina si buscáis un estilo vintage, por citar un ejemplo.

La ceremonia

No todas las parejas eligen casarse por iglesia y sólo lo hacen por registro civil. Pero en ambos casos, si está en vuestros planes que el ritual no se realice en una iglesia tal como la conocemos o en un frío recinto institucional, hay muchas opciones para decorar un sitio y hacer que la llegada al altar sea de ensueño. De eso se trata el aprendizaje sobre cómo crear diferentes ambientes en una boda.

1475437942_468_como-crear-diferentes-ambientes-en-una-boda

Por ejemplo, podéis trasladar el ritual (religioso o no) al lugar donde realizaréis el festejo. En ese caso, habrá que reservar un rincón especial para armar el altar, disponer las sillas para los invitados y demás detalles.

Algunas ideas para personalizar la ceremonia: alquilar sillas de diseños originales; contratar a un violinista o saxofonista para musicalizar el ingreso al altar; diseñar un altar con pallets y almohadones; olvidarse de los colores demasiado claros y jugar armónicamente con otros; etcétera.

Zonas y momentos

En una fiesta de boda hay múltiples momentos y situaciones: la tirada del ramo, las fotografías y filmaciones, el baile, la mesa dulce, la comida de la recepción, entre otros. El objetivo será disponer de cada uno de ellos en rincones específicos, con creatividad. Lo primero que debéis hacer es mirar a vuestro alrededor y ver si hay algo del lugar al que le podáis sacar provecho, como elementos de decoración, mobiliario, mesas pequeñas, árboles, plantas, espejos y demás. Así os será más fácil identificar los espacios y acertar en cómo crear diferentes ambientes en una boda.

Una sugerencia que no fallaría: en la mesa dulce o candy bar, además de los alimentos que se servirán los invitados, podéis decorar con un manojo de globos y un árbol del que cuelguen chocolates, caramelos y demás golosinas, que serán la delicia de los más pequeños. Aquí puedes ver ejemplos de candy bar espectaculares. Es una gran idea identificar ese rincón con la niñez, y si el estilo de boda lo permite, aplicarlo.

1475437944_920_como-crear-diferentes-ambientes-en-una-boda

El baile nupcial

Es harto conocido que el tradicional baile de los novios es el Danubio Azul. Todos lo conocemos, y aunque nada tenga que ver con la cultura de los protagonistas de la boda, igual lo bailan. No nos preguntamos de dónde proviene ni por qué se baila… pero se baila.

Vuestra boda será entonces el momento de empezar a pensar qué es lo que motivaría a los flamantes esposos para bailar juntos. ¿Hay alguna canción especial que los identifique a ambos? ¿Cuál es? ¿Qué tal elegirla para salir a la pista? No es necesario que sea una melodía suave o lenta, todo dependerá de vuestra personalidad. También podéis seleccionar alguna canción que haga referencia al lugar en el que se casan, si es que éste tiene algo de especial, como la playa o un jardín.

La pista de baile

En pleno baile, siempre hay un momento en el que aparecen distintos objetos divertidos, como máscaras, gorros, capas, pelucas, sonajeros, collares, serpentinas, disfraces, instrumentos pequeños, papel picado, etcétera.

¿Cómo crear diferentes ambientes en una boda teniendo presente este momento? Os sugerimos ubicar en alguna esquina de la pista uno o dos baúles repletos de estos materiales para que los invitados revuelvan y elijan lo que lucirán mientras se mueven al compás de ritmos caribeños.

Absteneos de añadir envases de espuma, ya que no a todas las personas les gusta porque no quieren mojarse, y en vez de continuar divirtiéndose, optarán por volver a su mesa.

Si la fiesta es temática, procurad que los baúles estén cargados con elementos relacionados con ello. Por ejemplo, si es estilo romántico, colocad coronitas de flores, vestidos de novia usados, ramos de flores, pañoletas de colores tenues, paquetes con pétalos de flores que reemplacen el papel picado, abanicos y tantas otras cosas más.

Colores y aromas

Si complementáis los adornos, rincones y sonidos con colores y aromas, el ambiente que creéis le dará mucha mística a la celebración.

En cuanto a los colores, olvidad los que son tendencia, ya que podéis optar por los que reflejen la personalidad que los caracteriza como pareja y, sobre todo, mucha alegría y entusiasmo por compartir este momento junto a personas queridas.

Los aromas también pueden ubicarse en cada rincón de la fiesta. Por ejemplo, las invitaciones con aromas, la recepción con bebidas aromáticas, la mesa dulce con palomitas de maíz, el rincón de las firmas y dedicatorias con un cuaderno con hojas perfumadas.

Ahora que sabéis cómo crear diferentes ambientes en una boda, tomad un bolígrafo, un anotador y comenzad a planificar cada sitio de amor.