Uno de los puntos más importantes cuando se empieza a organizar la boda, es cuando se envían las invitaciones. Estas pueden ser de muchas maneras, formas y colores, pero como siempre es importante que sean algo trabajado, ya que no por que sea un trozo de papel tiene que tener menos importancia.

Primero de todo debemos empezar escogiendo el papel, pues si puede ser, este tiene que ser de gran calidad y de color blanco, preferiblemente. Debe ser algo que muestre sencillez pero que cuente con gran calidad, ya que es lo que mejor funciona. Pero cuidado, con sencillez no nos referimos a algo rápido y simple.

En cuanto al contenido de la invitación, este tiene que incluir los datos básicos, entre los cuales podemos encontrar: el evento al que se le invita, el lugar, la fecha, la hora y el nombre de los novios.
También se debe indicar el lugar donde se realizará el banquete, en caso de que se realicen en lugares diferentes.

invitación-boda-550x368

Muchas veces también es recomendable poner un pequeño mapa o croquis en la misma invitación para facilitar el acceso al lugar y evitar pérdidas innecesarias por parte de los invitados.

Por supuesto se debe adjuntar la petición de confirmación de asistencia, ya que de esta forma es como los novios saben la cantidad de invitados que tendrá su ceremonia.

También es muy importante cuidar la tipografía, debe ser una letra clara que resalte sobre el fondo, poder leerse con claridad y se deben encontrar todos los datos imprescindibles de manera rápida y clara.

En resumen, la invitación debe ser clara, concisa y sencilla pero de gran calidad. Puedes dirigirte a profesionales para que realicen un trabajo óptimo y dejes fascinados a tus invitados, y así tener un recuerdo excelente sobre este aspecto de este día tan especial.