La entrada a la Iglesia es sin duda una de los momentos más emotivos del enlace religioso. Sin embargo, si no se planea con anticipación, es capaz de poner los nervios de punta a cualquiera, especialmente a los que participarán contigo en la corte nupcial.

Para empezar bien la ceremonia de tu boda, toma nota de estos sencillos consejos para el correcto acomodo de los participantes de esta.

Que este momento transcurra sin contratiempos es más fácil de lo que te imaginas. Asegúrate de comunicar el plan a tus familiares y amigos integrantes de tu corte pura coordinarlos. En las imágenes se muestra el acomodo del cortejo al entrar, durante y al salir de la iglesia.

Considera que la posición o lugar del sacerdote en la corte varía dependiendo de la orden religiosa a la que pertenezca.

Las arras, anillos y lazos los pueden llevar tus pajecitos o damas; o pueden encontrarse en manos de algún familiar que vaya a estar sentada al frente.

Antes los pajes entraban detrás de la novia para ayudarla con su velo; ahora se estila que sean los primeros de la corte nupcial o que abran paso a la pareja, lanzando pétalos por el camino.

screenshot_4

Una vez en el altar, la familia del novio se coloca a la derecha y la de la novia, del lado izquierdo. Los integrantes de la corte se sientan en el lado con quien corresponda su relación familiar o de amistad.

screenshot_5

Te sugerimos que los involucrados en la corte estén enterados con anticipación de su posición, para evitar que minutos antes de la boda estén nerviosas a averiguando qué harán.

Puedes enviar por e-mail un esquema de formación a los involucrados, señalando el orden en que entra cada uno con sus nombres de referencia, y marcando dónde tomarán asiento una vez que lleguen al altar.

Es importante que cuides que la persona que te vaya a entregar al altar, te acompañe del lado correcto, a fin de que al entregarte, no tenga que rodear todo tu vestido (con el nesgo de pisarlo) para dirigirse o su lugar.

Deben de cuidar también el ritmo con que caminan, los pasos deben de ser pausados y dejar un espacio considerado entre los que caminan enfrente y atrás.

screenshot_6