Es tan fuerte la conexión que surge entre tú y el q ue será el “amor de tu vida” desde el momento de conocerlo que inconscientemente desde que inicias el noviazgo estás soñando con tu boda. Y después de un tiempo (en el momento exacto para que tu relación madure) llega la tan anhelada propuesta, que, aunque de cierta manera ya sea un acto sospechado, no dejará nunca de ser sorpresivo y emocionante.

Los preparativos para la boda son parte fundamental del proceso que te llevará a llegar al altar como una pareja madura y estable. Es la primera vez que están persiguiendo un objetivo común que además no será un final, sino un principio para una nueva etapa en sus vidas. De aquí la importancia de que las decisiones que se tomen en todo este proceso sean en equipo.

La economía será una parte importante dentro de tu matrimonio y es importante tomar adecuadas decisiones desde el momento de la planificación de la boda, ya que el no estar dentro del presupuesto real con el que se cuenta, puede ocasionar estrés y fricciones que solamente dañarán la belleza de estos momentos.

El Integrar a la familia es sumamente importante, pero lo es también el hecho de dejar claro que este momento es tuyo y de tu pareja y, que si bien, sus opiniones son escuchadas, la última palabra la tienen ustedes dos. Aquí ya vas definiendo las normas de armonía para la nueva familia que estás por formar.

No hay palabras que describan la emoción de elegir el lugar de tu enlace ya que éste representa el punto de partida para el resto de sus vidas.

Las flores, la comida, la música, la bebida y todos los demás elementos son Indispensables para llevar a cabo tu evento, pero eso no será lo que determine el éxito de tu evento, ya que lo más importante es su sonrisa, sus nervios , sus lágrimas de alegría, sus miradas de sorpresa al ver que todo lo que con tanto gusto planearon se ha convertido en realidad y sobre todo, sus sentimientos a flor de piel al darse cuenta que su amor es tan grande, que han logrado tomar la decisión de continuar juntos el recorrido que la vida les depare.

Haz de los preparativos una extensión más de tu vida futura: planea, organiza, comparte, pero sobre todo DISFRUTA, porque todos estos momentos serán recuerdos ¡invaluables que van más allá de lo que las personas serán capaces de ver el día de tu boda: son momentos que permanecerán grabados en tu mente, en tu corazón y en tu vida, por siempre.

si-acepto1