Los meses anteriores al gran día se presentan con mucho estrés generado por los preparativos, los gastos
y el cambio por el que habrás de atravesar, no solo tú sino tu pareja experimentará cambios hasta en su comportamiento, como resultado de la tensión a la que van a estar sometidos, por los trámites y preparaciones, así como por el cambio de vida que les significará a ambos. Para disfrutar plenamente el día de tu boda debes deshacerte de toda la presión que ha soportado tu cuerpo por mucho tiempo. Aquí unos consejos sencillos para poder lograrlo:

Aliméntate bien

Lleva una dieta equilibrada, no consumas comida picante ni chatarra. No comas entre comidas, bebe por lo menos dos litros de agua diaria y refuerza tu alimentación con un complemento vitamínico.

Planifica

Es importante planificar las actividades que vas a realizar con anticipación, así evitarás inconvenientes de último momento y la llegada del temible estrés.

Ejercicio

Empieza con caminatas o paseos ya sea a pie o en bicicleta, acude a un gimnasio a realizar aeróbicos, pesas, natación o cualquier actividad que sea de tu agrado. Busca la ayuda de un especialista antes de comenzar cualquier rutina, para evitar que te lastimes. No procures hacer en unos cuantos meses, lo que no has hecho en años.

Sal a divertirte

Antes de tu boda aléjate de todo aquello que te produce estrés. Procura un fin de semana salir fuera de la ciudad o realizar actividades en compañía de tus mejores amigos. No lo pospongas, visita sitios que siempre has querido visitar y que por falta de tiempo no lo has hecho. Disipa tu mente en tareas que no se relacionen con tu matrimonio.

El sueño.

Duerme las horas necesarias, eso ayudará a sentirte más relajada, se notará en tu rostro y en tu actitud frente a todo lo que tienes por hacer.

La respiración.

Aprende a respirar, mientras cuentas hasta seis, retén el aire seis tiempos y exhala contando hasta seis, esto te ayudará mucho a relajarte.

Visita un SPA.

Es el centro ideal donde te liberan de tus tensiones, destina un día específico para eso y solicita que te realicen masajes por todo el cuerpo, especialmente en la parte del cuello y la espalda; que son áreas donde suele acumularse. Procura comprar algunas esencias para que las coloques en tu habitación y así lograr reducir tu estrés.

Evita algunas actividades

No trabajes horas extras ni lleves pendientes a casa. Trata de reducir tus horas laborales un mes antes de la boda para bajar tus niveles de presión.

Los problemas

No te guardes nada, comunica todo lo que te ocurre, eso te ayudará a reducir el estrés acumulado.

Contrata un coordinador

La ayuda de alguien que este al pendiente de todos los detalles te dará tranquilidad y podrás disfrutar cada momento al máximo.

como-relajarse-para-boda-ella