Al llegar el gran día de nuestra boda, es necesario que los millones de pequeños y grandes detalles estén cubiertos: desde el vestido de novia, pasando por el peinado perfecto, el maquillaje que más te favorezca, zapatos cómodos y la joyería que enmarcara tu belleza.

Todos ellos en conjunto, son elementos externos que todos verán y ayudarán a resaltar tu belleza. Pero ¿qué hay de lo que va por dentro? Y no nos referimos a los sentimientos sino algo que se porta un poquito más afuera y será un regalo especial para el novio: la ropa interior que portas debajo de tu vestido de novia.

Para una boda increíble recuerda que es muy importante que te sientas segura, cómoda, libre y sobre todo súper sensual. Por eso, es vital que te tomes un tiempo para poder seleccionar y escoger el conjunto de lencería que llevaras ese gran día… y sobre todo que lucirás en tu primera noche frente a tu esposo.

screenshot_2

  • Antes de tomar una decisión, el primer rubro a considerar es el confort. Es imprescindible sentirse cómoda porque tienes de frente un día completo y noche súper ajetreada. Es necesario que tomen tus medidas y las tengan disponibles pues las tallas son variables. Será más ir con tiendas especializadas y llevar anotadas las tallas para que las personas encargadas te puedan asesorar con
    mayor facilidad.
  • En cuanto a colores te recomendamos que la ropa que elijas sea de color claro, esto ayudará a que no se note por debajo del vestido. Los tonos a elegir son blanco, beige, marfil o perla.
  • El modelo elegido debe de favorecer lo más posible a tu figura. De soporte alto o moderado, con tirantes anchos, delgados o sin ellos, con varilla o sin ella. Tu cuerpo y tú son quienes deciden. Según las proporciones de tu cuerpo hay algunos tipos de lencería que te favorecerán mas.

screenshot_9

Busto talla grande: Los brassiers con soporte fuerte y varilla son los más recomendables para que el busto se quede en su lugar todo el tiempo. El babydoll halter o de cuello alto acentuará de forma coqueta y elegante el área del pecho, ya que estilizará tu silueta.

Busto talla pequeña: Los brasieres con relleno de gel, preferentemente, y con “lift up” son los más solicitados para realzar los senos y darles una apariencia de mayor volumen. Se puede llevar un babydoll con tirantes o escote de corazón, para atraer la atención sobre el efecto causado por el bra.

Cadera amplia: Un babydoll que incluya una faldita o caída con vuelo es una opción para equilibrar la proporción de la cadera y la espalda. También se pueden utilizar cortes asimétricos para repartir la atención hacia el busto y los hombros.

Curvas Peligrosas: Es aconsejable vestir babydoll de corsé para resaltar las líneas del cuerpo. Pero,
si algo ajustado no les hace sentir cómodas se puede optar por una bata de color oscuro y liso con un listón que contraste para acentuar la cintura.

Como tip final: Cada vez que se utilice lencería sexy hay que lavarla con jabón neutro y agregar suavizante (si es posible sin olor). Después, debe guardarse en un cajón con aromatizante (inciensos o perfume personal) para que se impregne de su aroma y sea una grata sorpresa para su pareja.

screenshot_10