El día déla boda se acerca, lo recomendable es tener listo todos los preparativos unos días antes. Los nervios y sorpresas de última hora se producirán de todas formas, pero cuantos menos mejor.

La novia

La limpieza de cutis:

Debe realizarse entre los últimos quince días y la semana antes de la boda. Después hay que limpiar a fondo cada día, y por la maña na y por la noche la piel con limpiadora y tónico. Dos días antes de la boda aplicación de exfoliante y el día antes una mascarilla de limpieza profunda. El mismo día, una mascarilla relajante. Se recomienda que todos esos productos se prueben varias veces en los meses anteriores para evitar alergias.

La depilación:

Dependiendo del método hay que realizarla con el tiempo suficiente para evitar enrojecimientos. Se puede optar alternativamente por la decoloración en alguna zona como en los brazos.

El manicure:

Es importante cuidar las manos porque serán centro de fotografías y de miradas. Las uñas deben estar cuidadas al máximo con largo medio, de forma tirando a cuadrada. Nunca rojas ni colores fuertes, mejor en tonos porcelana, rosa claro o beige. Mantener las manos suaves mediante cremas no grasas aplicadas regularmente y protegidas por guantes ante trabajos manuales en los últimos días. En general en toda la piel del cuerpo debe conseguirse una gran suavidad con una crema exfoliante.

El peso:

Esos días estarán llenos de nervios y lo natural es adelgazar. Por ello conviene comer bien para que no se note en la cara ni en el vestido.

El bronceado: Es indudable que el vestido blanco resalta más sobre un bonito bronceado, no demasiado exagerado. Mejor dorado que marrón. Lo preferible es el moreno natural, con precaución de que sea progresivo y limitado para evitar que la piel se “pele”. Si es imposible tomar el sol, siempre están las camas de bronceado o las cremas bronceadoras.

screenshot_95El relax:

Los días antes deben ser de relajación, aunque nunca de obsesión. Si la novia trabaja no debe dejar de hacerlo por mucho que se acerque la boda, pero siempre ha de tomarse los problemas con menos importancia de lo habitual y dejar las decisiones importantes, si dan margen, al regreso de la boda. En cualquier caso, el día de la boda hay que desayunar, y comer bien pero con comida suave: fruta, verduras, cereales, dulces, embutidos, etc.

 

El novio

El novio también debe cuidarse adecuadamente igual que la novia. El cuidado de la cara para estar relucienteese día es fundamental. Los machismos inútiles no deben impedir aplicaciones de cremas hidratantes durante los días anteriores y cremas para afeitar.

Para aquellos novios con barba cerrada y complicada de borrar, puede dejar de rasurarse unos días, siempre cuidando que la barba no crezca demasiado para que ese día no se produzcan granos e irritaciones.

Los novios no tienen el mismo problema con el cabello que las novias y no tienen que cortarse el pelo el mismo dia, es recomendable hacerlo unos dias antes para evitar el feo efecto de cabello recién cortado en un hombre. El mismo dia deben peinarse bien, y si es necesario usar fijador o gel.

El marucure también os fundamental, las uñas deben estar perfectamente perfiladas, limpias, cortas y delimitadas. No están de más unas manos suaves aplicando una crema exfoliadora y suavizante.

El maquillaje es recomendable, en especial en las ojeras: pero siempre suave y muy suelto.

En caso de usar barba esta debe de estar perfectamente recortada y limpia. Ante los nervios, muchas veces es mejor acudir a un profesional para evitar cortes y maximizar el acabado.

En cuanto al peso y relax, igual que la novia: mantener el peso para que el traje quede bien, y alejar los nervios todo loque sea posible.

Ambos novios

Unos días antes los novios deben conversar sobre lo que esperan del dia de la boda, tener ensayado el guión de la ceremonia y de la boda en general, el protocolo, la atención a los invitados, hablar sobre las personas que el otro novio aún no conoce, etc. Todo para que haya las mínimas sorpresas y sí las hay. que sean todas agradables.

Dos días antes conviene que ambos novios conversen sobre el paso que van a dar, se declaren su amor y se ilusionen ton su vida en común. Todo el romanticismo que se ponga en ese día no sobrará.

Y el día antes, es preferible que los novios no se vean ni se pongan en contacto a no ser que sea demasiado necesario, y si lo es. siempre a través de intermediarlos. El no ver al otro novio, potenciará el deseo de encontrarse el día de la boda, la añoranza haré más mágico el Instante en el que el novio reciba a la novia en el altar. Y ese toque de misterio, de sorpresa y de desconocer los movimientos del otro, añade mas emoción.

Ese dia, los novios pueden, siempre por separado, dedicarse al relax: escuchar  su música preferida, dar largos paseos, tomar un buen baño o someterse a una larga sesión de masaje o de Spa. Por último, en la noche anterior, los novios deben dormir mucho y bien, a pesar de los nervios. Poner dos o tres despertadores, aunque parezca exagerado, los ayudará para no estar toda la noche pendiente de quedarse dormido en la manana. Y por la mañana, es bueno despertarse con música relajante, procurando que nadie ponga nervioso al novio o novia. Que todo el día fluya de forma relajante y divertida.

screenshot_96