1. Ubicarte en la realidad. Toda la planeación debe hacerse de acuerdo a tu presupuesto. Se pueden lograr muchas cosas sabiéndose administrar y estableciendo prioridades.
  2. Definir lo prioritario. Reservar la iglesia, lugar de recepción, música, fotografía y video. No te estreses si no coinciden, recuerda que se trata de disfrutar este proceso. Existen muchas alternativas disponibles
  3. Carpeta especial. Donde irás guardando los diferentes presupuestos y contratos realizados, así como
    los recibos de los pagos efectuados. Guárdala en un lugar seguro y no la traigas contigo para evitar perderla en alguna vuelta que realices.
  4. Coordinador de Bodas. Éste te ayudará enormemente, en este proceso ya que su experiencia te guiará y te quitará el estrés del momento. Es importante contemplarlo para que disfrutes al máximo. Se puede contar con el coordinador en forma general o sólo para ese día tan especial.
  5. Lista de Invitados. Al hacer la lista de invitados ten en cuenta tu presupuesto y la boda que deseas tener. No es necesario invitar a las personas por compromiso. Normalmente, faltan entre el 10 y 20 por ciento de los invitados.
  6. Consiéntete y disfruta. Dias ante ve a un spa y deja ahí el estrés.
  7. Disfruta tus despedidas. Recuerda que son por ti y para ti, por lo tanto, relájate y diviértete al máximo.
  8. Pagos anticipados. Realiza los últimos pagos de tu boda, unos ocho diasantes, esto te quitará pendientes.
  9. EL DÍA. No hagas nada el día de tu boda, sólo dedícate a ti, disfrútalo con calma, tranquila ya que es increíble lo rápido que pasa.

screenshot_75