Llegar al matrimonio enamorado es algo que a la mayoría de las parejas les toca experimentar, sin embargo conforme el tiempo pasa, este enamoramiento va cambiando, NO se acaba.

Lo que sucede es que empezamos a conocernos realmente, saliendo a relucir ciertos “detallitos” que no son tan agradables para ninguna de las dos partes y si a eso le añadimos que dejamos de comunicarnos por el mismo canal, entonces esos detallitos cobran vida y se van convirtiendo en celos, corajes, falta de respeto entre ambos y todo por no comunicarnos correctamente, como solíamos hacerlo de novios, incluso de recién casados.

Esta mas que comprobado que el hombre y la mujer pensamos muy diferente, lo que es importante para nosotras como detalles, elogios, etc. para ellos deja de tener tanta importancia ya que el tiempo de cortejo pasó y ahora le toca asumir la responsabilidad de ser el hombre de una casa lo cual implica quizá trabajar mas, perder cierta libertad ya ahora debe cumplir con horarios para llegar a casa, así como realizar actividades dentro de ella que pueden no ser tan agradables o que implican un mayor esfuerzo.

Aquí es donde la mujer debe actuar con su corazón y cabeza para lograr que ese tiempo de cortejo que para ellos ha concluido continúe durante el tiempo que compartan juntos su matrimonio, como dice la iglesia católica hasta que la muerte los separe y no la rutina, la falta de paciencia y tolerancia hacia nuestra pareja.

El matrimonio implica cierto sacrificio de ambas partes, pero al hacerlo lejos de ser sumiso te da herramientas para crecer y conocer a la otra parte, la relación se hace más fuerte y duradera. No existen las formulas mágicas para tener un AMOR REAL pero el conocimiento, la sabiduría, la paciencia, el respeto y el no buscar fuera de mi pareja lo que necesito me llevara a tener un AMOR PARA TODA LA VIDA.

Nunca olvedes:

  1. Tener detalles con tu pareja, las cosas pequeñas se ven muy simples pero ya juntas tienen un peso increíble.
  2. Propiciar conversaciones donde se puedan expresar ambos y respetar sus puntos de vista sobre diferentes temas.
  3. Al llegar los hijos, la pareja debe conservar el primer sitio es la persona que escogimos para pasar el resto de nuestros días, el amor hacia los hijos es totalmente diferente porque a ellos los preparamos para que un día abran sus alas y lleguen lejos en la vida.
  4. Siempre darle a nuestra pareja su lugar, nunca hacerla sentir ni mas ni menos importante, simple y sencillamente debemos caminar uno al lado del otro.
  5. Evitar criticar sus palabras, actividades, persona, imagen, etc. debemos ser empáticos, comunicar lo
    que nos gusta o desagrada y porque.
  6. Compartir actividades que son del gusto de ambos pero también las que no son del agrado de ambos, esto nos lleva a conocer mejor a nuestra media narania.

screenshot_98